TIEMPO DE ENTREGA estimado entre 3 y 7 días según destino
 
Pinocchios de madera producidos con maderas reutilizadas. Diferentes motivos. 
 
Información del producto
Materiales: Madera, detalles en madera + vinilo, tornillos
Colores: madera natural + detalles en color
Medidas: 7,5cm ancho x 13cm alto x 4cm profundidad
 
Información de envíos
Realizamos envíos a todo el país
Formas de envío: Correo privado (OCA) o Retiro en Showrrom
 
Un día Gepetto encontró un trozo de madera, el que guardo en uno de sus bolsillos. Mientras caminaba hacia su hogar, tras una larga jornada de trabajo, se preguntaba que podía hacer con aquel trozo de madera, lo veía pequeño e inanimado. Entonces se le encendió la lamparita y dijo: voy a darle vida a esa maderita. Fue así que Gepetto se puso a trabajar, cogio papel y lápiz y comenzó a planificar, proyectar su idea, dibujos, flechas, medidas, notas que iban dando forma a aquello que Gepetto tenía en mente. Trabajo duro, durante varias noches enteras, serruchando, lijando, probando sobre aquel leño; hasta que por fin llego el momento de presentar su obra, a la cual llamo Pinocchio, un muñeco de madera al que por último coloco 2 tornillos como ojos y dijo: “tu siempre me acompañaras, día y noche estarás y en algún momento vida cobraras”. En ese momento Gepetto ve atravesar en su ventana la estrella fugaz más luminosa que jamás había visto.

 

Pinocchios de Madera
$200,00
Cantidad
Pinocchios de Madera $200,00
TIEMPO DE ENTREGA estimado entre 3 y 7 días según destino
 
Pinocchios de madera producidos con maderas reutilizadas. Diferentes motivos. 
 
Información del producto
Materiales: Madera, detalles en madera + vinilo, tornillos
Colores: madera natural + detalles en color
Medidas: 7,5cm ancho x 13cm alto x 4cm profundidad
 
Información de envíos
Realizamos envíos a todo el país
Formas de envío: Correo privado (OCA) o Retiro en Showrrom
 
Un día Gepetto encontró un trozo de madera, el que guardo en uno de sus bolsillos. Mientras caminaba hacia su hogar, tras una larga jornada de trabajo, se preguntaba que podía hacer con aquel trozo de madera, lo veía pequeño e inanimado. Entonces se le encendió la lamparita y dijo: voy a darle vida a esa maderita. Fue así que Gepetto se puso a trabajar, cogio papel y lápiz y comenzó a planificar, proyectar su idea, dibujos, flechas, medidas, notas que iban dando forma a aquello que Gepetto tenía en mente. Trabajo duro, durante varias noches enteras, serruchando, lijando, probando sobre aquel leño; hasta que por fin llego el momento de presentar su obra, a la cual llamo Pinocchio, un muñeco de madera al que por último coloco 2 tornillos como ojos y dijo: “tu siempre me acompañaras, día y noche estarás y en algún momento vida cobraras”. En ese momento Gepetto ve atravesar en su ventana la estrella fugaz más luminosa que jamás había visto.